Estudios recientes, Noticias

El consumo de café puede mejorar la prognosis de personas sin historial de incidente cardiovascular

M Teramoto et al, Relación del consumo de café o té verde con la mortalidad general entre personas con/sin historial de ictus o infarto de miocardio, Stroke, 2021, publicación online.

Estudio en humanos – Mortalidad general

RESUMEN:

Antecedentes y objetivo: Se desconocen los efectos del consumo de café y té verde en los supervivientes de accidentes cardiovasculares. Se analiza aquí la relación del consumo de café y té verde con la mortalidad en personas con/sin historial de ictus o infarto de miocardio (MI).

Método: Se tomaron 46 213 participantes del Estudio de Cohorte Colaborativa en Japón (478 supervivientes de ictus, 1 214 supervivientes de MI y 44 521 personas sin historial de incidente cardiovascular). Sus edades al inicio del estudio (1988-1990) eran de entre 40 y 79 años. Todos los participantes rellenaron un cuestionario sobre estilo de vida, dieta e historial médico, realizándose un seguimiento de ellos en lo referido a mortalidad hasta 2009. Se aplicó un modelo de riesgos proporcionales de Cox para calcular los hazard ratios (HR) multivariables con intervalos de confianza (IC) del 95% para la mortalidad general, ajustando los resultados a posibles factores de confusión.

Resultados: Durante los 18,5 años de periodo medio de seguimiento, se documentaron 9 253 casos. El consumo de té verde mostró una relación inversa con la mortalidad general entre supervivientes de ictus o MI. El HR multivariable para los supervivientes de ictus fue: 0,73 (IC=95%, 0,42-1,27) para 1 a 6 tazas de té semanales; 0,65 (IC=95%, 0,36-1,15) para 1 a 2 tazas diarias; 0,56 (IC=95%, 0,34-0,91) para 3-4 tazas diarias; 0,52 (IC=95%, 0,31-0,86) para 5-6 tazas diarias; y 0,38 (IC=95%, 0,20-0,71) para ≥7 tazas al día, por comparación siempre con los no bebedores de té. Se observó una relación similar en el caso de los supervivientes de MI. El consumo de café mostró una relación inversa con la mortalidad general en personas sin historial de ictus o MI. El HR multivariable (IC=95%) fue de 0,86 (0,82-0,91) para 1-6 tazas semanales, 0,86 (0,80-0,92) para 1 taza al día, y 0,82 para ≥2 tazas al día, por comparación siempre con los no bebedores de café. En el caso de los supervivientes de MI, los HR fueron de 0,69 (0,53-0,91), 0,78 (0,55-1,10), y 0,61 (0,41-0,90), respectivamente. No se observó relación en el caso de los supervivientes de ictus.

Conclusiones: El consumo de té verde y de café pueden mejorar la prognosis de personas sin historial de incidente cardiovascular y también aquellas que han sufrido un infarto de miocardio, mientras que el té verde lo hace también en el caso de supervivientes de ictus.

Tags: , , , , , , , ,