Estudios recientes, Noticias

Consumo de café y menor riesgo de padecer diabetes tipo 2: argumentos en favor de una relación causal

H Kolb et al, Consumo de café y menor riesgo de padecer diabetes tipo 2: argumentos en favor de una relación causal, Nutrients, volumen 13 (4), 2021.

Revisión científica – Diabetes tipo 2

RESUMEN:

Los estudios epidemiológicos de tipo prospectivo indican que existe una relación entre el consume habitual de café y un menor riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Muchos factores que se derivan de estos estudios apoyan la hipótesis de una relación causa-efecto. También se observa una dependencia en función de la cantidad diaria de café consumida. Los estudios obtienen resultados similares en diferentes regiones del mundo, sin que se observen diferencias entre sexos, entre personas con sobrepeso y delgadas, entre jóvenes y viejos, entre fumadores y no fumadores, y dichos resultados se mantienen independientemente de los ajustes que se hagan por posibles factores de confusión. Los ensayos aleatorizados controlados no detectaron una influencia consistente del consumo de café sobre el control metabólico, excepto por los efectos de la cafeína. Por tanto, la reducción de riesgo de sufrir diabetes que proporciona el consumo de café no implica efectos agudos sobre la glucemia postprandial, la insulina o la resistencia a la insulina. En numerosos estudios en animales y humanos se ha observado que la ingesta de los compuestos fitoquímicos presentes en el café provoca una respuesta celular adaptiva caracterizada por la estimulación y síntesis de nuevas enzimas involucradas en la defensa y reparación celular. El factor nuclear derivado de eritroide 2 (Nrf2) junto con el receptor de hidrocarburos de arilos (AhR), ka proteína quinasa activada por AMP (AMPK) y las sirtuinas son elementos clave en esta regulación. El café parece tener en el hígado uno de sus centros de actuación más importantes, mejorando la oxidación de las grasas y reduciendo el riesgo de esteatosis. Otro de los efectos más importantes del consumo de café es la preservación de la masa de células beta pancreáticas a través de la mejora de la función mitocondrial, la reducción del estrés en el retículo endoplasmático y la eliminación – o prevención de la formación – de agrupaciones de proinsulina y amilina mal plegadas. La conservación a largo plazo de la funcionalidad del hígado y de la masa de células beta pancreáticas – y no una mejora metabólica aguda – pueden explicar la relación entre el consumo habitual de café y el menor riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Tags: , , , , , ,