Noticias

El consejo médico sobre el consumo de café.

El Dr. Mariano de la Figuera von Wichmann trabaja como Médico de Familia en el Centro de Asistencia Primaria La Mina de San Adrián del Besós (Barcelona). Es Tutor de la Unidad Docente de Medicina de Familia de Barcelona y Profesor Asociado de Medicina en la Universidad de Barcelona.

“Doctor, ahora que me ha dicho que soy hipertenso, ¿tengo que dejar el café?” Muchos pacientes plantean esta pregunta y se sorprenden cuando respondemos que no prohibimos el café, aunque sí recomendamos moderar su consumo. El consumo de café parece un hábito sobre el que hay que intervenir tanto en la salud como en la enfermedad. Pero no es exclusivo del café; un ejemplo es la restricción de líquidos, entre ellos el más natural -el agua- en pacientes con insuficiencia renal o cardiaca, ¿y alguien duda de la importancia para una buena salud del consumo de agua? Sin embargo, algunos lectores seguirán pensando que el café es otra cosa.

La medicina actual, en lo que se refiere a las recomendaciones terapéuticas, se basa en la evidencia científica de los resultados de estudios epidemiológicos y ensayos clínicos con medicamentos. Hay infinidad de ejemplos para cada una de las enfermedades y no solamente con medicamentos, sino también con los denominados hábitos o “estilos de vida”. Así sabemos que una dieta pobre en sal, hacer ejercicio físico, moderar el consumo de bebidas alcohólicas y seguir una “dieta mediterránea”, diminuye la presión arterial. Por eso recomendamos estas medidas a los hipertensos.

¿El consumo de café es saludable? La evidencia científica contrastada demuestra que un consumo moderado de café tiene escasa incidencia sobre las cifras de presión o la frecuencia cardiaca y no aumenta el riesgo cardiovascular. Además, varios estudios han demostrado que el consumo moderado de café puede prevenir el desarrollo de la diabetes del adulto. Los consumidores de café no tienen cifras más elevadas de colesterol, especialmente en España, país en el que el café espresso es la norma. El café es muy rico en determinados componentes antioxidantes con beneficios demostrados sobre la aterosclerosis. Además, el consumo de café tiene otros efectos sobre el área psíquica (mejora el estado de alerta y el humor), neurológica (efectos positivos sobre la enfermedad de Parkinson) y del aparato digestivo (mejora la función hepática). Finalmente, existe cierta asociación entre el consumo de café y la prevención de algunas formas de cáncer como el de mama, hígado y piel.

Un tema fundamental es entender que café no es igual a cafeína. El café contiene de forma natural cafeína, responsable de algunos de los efectos beneficiosos mencionados. Pero el café contiene muchas otras sustancias con efectos saludables -no presentes en otras bebidas comerciales que contienen cafeína añadida- como son: potasio, magnesio, sustancias antioxidantes, etc. Todas estas evidencias han llevado a algunos autores a proponer que el café debería considerarse un alimento funcional.

Por lo tanto, en base a la evidencia, los médicos podemos recomendar un consumo moderado de café, si bien las recomendaciones siempre deberán individualizarse.

—————————————————————————————————————————————–
Bibliografía
Abel EL, Hendrix SO, McNeeley SG, Johnson KC, Rosenberg CA, Mossavar-Rahmani Y, et al. Daily coffee consumption and prevalence of nonmelanoma skin cancer in Caucasian women. Eur J Cancer Prev 2007;16:446-52
Andersen LF, Jacobs DR Jr, Carlsen MH, Blomhoff R. Consumption of coffee is associated with reduced risk of death attributed to inflammatory and cardiovascular diseases in the Iowa Women’s Health Study. J Clin Nutr 2006;83:1039-46
Noordzij M, Uiterwaal C, Arends LR, Kok FJ, Grobbee DE, Geleijnse JM. Blood pressure response to chronic intake of coffee and caffeine: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Hypertens 2005; 23:9218
Tuomilehto J, Hu G, Bidel S, Lindström J, Jousilahti P. Coffee Consumption and Risk of Type 2 Diabetes Mellitus Among Middle-aged Finnish Men and Women. JAMA 2004; 291:1213-9

Tags: , , , , ,