Estudios recientes, Noticias

La ingesta de elevadas cantidades de café está relacionada con una menor gravedad de la enfermedad del hígado graso no alcohólico

Y Gutierrez‐Grobe et al, La ingesta de elevadas cantidades de café está relacionada con una menor gravedad de la enfermedad del hígado graso no alcohólico: el papel de la actividad antioxidante periférica,  Annals of Hepatology, 2012, volumen 11, número 3. Añadido al DMS el 10/4/12.

 

Estudio en humanos

RESUMEN

Escenario de partida y objetivos. Algunos compuestos fito-químicos presentes en el café tienen potencial antioxidante y parecen proteger al cuerpo humano frente a problemas cardiovasculares, enfermedades hepáticas y crecimientos malignos. La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) es bastante habitual y existen pocas soluciones terapéuticas para ella. En este estudio se investigan los efectos antioxidantes del café a través de la medición de enzimas antioxidantes y marcadores de la peroxidación lipídica en pacientes con la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Material y métodos. Se realizó un estudio de casos y controles en el Hospital Universitario de México DF. Se determinaron y compararon variables antropométricas, metabólicas, bioquímicas y relacionadas con la dieta para todos los pacientes participantes. Se estableció la existencia o no de la enfermedad del hígado graso no alcohólico a través de ecografía. Todos los pacientes rellenaron un cuestionario sobre su dieta con objeto de establecer su consumo de café. Se midieron en todos los pacientes los niveles de catalasa, superóxido dismutasa y sustancias reactivas al ácido tiobarbitúrico.Resultados. Se tomaron 73 pacientes con enfermedad del hígado graso no alcohólico y 57 que no la sufrían. Los pacientes con la enfermedad del hígado graso no alcohólico tenían índices de masa corporal significativamente superiores, y valores del nivel de glucosa en sangre, nivel de insulina y modelo homeostático de evaluación de la insulino-resistencia también por encima de los presentados por los pacientes que no sufrían la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Por una parte, había gran diferencia entre los niveles de consumo entre los grupos (p < 0.05 para todas las comparativas). Por otra parte, no había diferencias significativas entre grupos para la catalasa (0,39 ± 0,74 frente a 0,28 ± 0,69 nM/min/mL), superóxido dismutasa (5,4 ± 3,45 frente a 4,7 ± 2,1 U/mL) o sustancias reactivas al ácido tiobarbitúrico (4,05 ± 1,87 frente a 3,94 ± 1,59IJM/ ml).Conclusiones. Una elevada ingesta de café proporciona un efecto protector frente a la enfermedad del hígado graso no alcohólico, a pesar de que no se observaron diferencias significativas entre los diferentes indicadores antioxidantes analizados.

Tags: , , ,