Estudios recientes, Noticias

El consumo de café se relaciona con un menor grado de rigidez hepática: estudio nacional representativo

S Niezen et al, El consumo de café se relaciona con un menor grado de rigidez hepática: estudio nacional representativo, Clinical Gastroenterology and Hepatology, 2021

Estudio en humanos – Fibrosis hepática

RESUMEN:

Antecedentes: El café se relaciona con un menor riesgo de sufrir enfermedades hepáticas. Esta relación no se conoce bien por la influencia de multitud de factores de confusión, como el sesgo de recuerdo de consumo, el sesgo de persona sana y la necesidad de recurrir a indicadores indirectos de la salud hepática.

Objetivos: Se pretende analizar el impacto del consumo de café sobre la fibrosis y la esteatosis hepáticas en un estudio representativo de ámbito nacional.

Método: Se analizó a 4.510 individuos mayores de 20 años participantes en el estudio NHANES 2017-2018 y que se sometieron a elastografía hepática además de proporcionar datos sobre recuerdo de consumo alimentario diario. Se analizaron las relaciones de los indicadores de dureza hepática (LSM) > 9,5 kpa y el parámetro de atenuación controlada (CAP) con el consumo de café. Como controles se utilizaron el té y el café descafeinado. Para el análisis de sensibilidad, se incluyeron todas las bebidas en un modelo, examinando el impacto de cafeína. Se ajustaron los datos al índice HEI-2015 y al consumo de bebidas azucaradas en modelos separados.

Resultados: La muestra del estudio tenía una edad media de 48±0,6 años. El 73 % eran obesos o tenían sobrepeso, mientras que el 10,6 % tenía diabetes. El 47,5 % indicó realizar actividad física intensa, y un 23 % consumía más de 2 bebidas alcohólicas al día. Tras el ajuste multivariable, no se estableció relación entre el café y el CAP. Los individuos que consumían más de 3 tazas de café – pero no otras bebidas – mostraron un kPa menor en 0,9 (IC=95 %, -1,6 , -0,1, p=0,03). Un consumo superior a 3 tazas de café mostró un efecto protector cuando los LSM>9,5 kpa (OR=0,40, IC=95 %, 0,20-1,00, p=0,05). Al incluir todas las bebidas en el mismo modelo, solo un consumo superior a 3 tazas de café mostró una relación independiente con los LSM (OR=0,50, IC=95 %, 0,20-0,90, p=0,03). La cafeína no mostró una relación significativa con los LSM en ningún nivel de dosificación. Finalmente, al ajustar los datos al índice HEI-2015 y al consumo de bebidas azucaradas, el consumo de café siguió mostrando relación con un menor índice LSM. Por tanto, el efecto protector naturalmente atribuible al café no se debe a la cafeína y persiste en cualquier participante independientemente de la calidad de su dieta.

Conclusiones: El café se relaciona con un menor grado de rigidez hepática en adultos estadounidenses.

Tags: , , , , , , , , ,