Cálculos biliares

Introducción

  • Dos importantes estudios prospectivos de cohorte analizaron la relación entre consumo de café y la enfermedad de la vesícula biliar, y en ellos se establece de manera clara y consistente una relación inversa entre consumo de café y el riesgo de sufrir cálculos biliares sintomáticos*.
  • En otros estudios, aunque no se observan relaciones directas entre el consumo de café y la enfermedad de la vesícula biliar, sí se ofrecen otros datos de interés.
  • Por ejemplo, un estudio transversal sugiere que el café puede tener efectos diferentes en función de la fase de progresión en la que se encuentre la enfermedad.
  • Hay evidencias de que la cafeína contrae la vesícula biliar. Sin embargo, es necesario realizar estudios mayores para establecer el mecanismo que explica la relación inversa entre consumo de café y avance de la enfermedad de la vesícula biliar.

*Desde 2002 se han publicado pocos estudios importantes y significativos al respecto del papel de café y la enfermedad de la vesícula biliar.

 

Escenario de partida

La vesícula biliar almacena la bilis, un fluido que se libera en el intestino delgado donde emulsiona las grasas y facilita su digestión. Más de un 80% de los cálculos biliares se componen de colesterol sólido, siendo el resto de bilirrubina sólida (el principal pigmento de la bilis). El diagnóstico de los cálculos biliares se realiza por ecografía, aunque también pueden usarse radiografías.

Un 80% de las personas con cálculos biliares no muestran síntomas (cálculos biliares asintomáticos). Sin embargo, en un pequeño porcentaje las piedras producen un dolor abdominal agudo (cálculos biliares sintomáticos). En estos casos, la vesícula biliar puede inflamarse desencadenando la enfermedad de la vesícula biliar.

En Europa, los estudios demuestran que un 6-22% de la población sufre cálculos biliares (1).

En EE UU, unos 20 millones de personas sufren la enfermedad de la vesícula biliar (2). A pesar de que esta enfermedad tiene una mortalidad reducida (0,6%), dado que es muy común se estima que en 2004 produjo 1.092 muertes en EE UU (3). Estas muertes vienen descendiendo de manera continuada desde 1950 (más de 5.000 muertes), y entre 1979 y 2004 se han reducido en un 50%, lo que supone el mayor descenso de mortalidad por enfermedad digestiva en EE UU (3).

 

Conclusiones

La mayoría de los estudios científicos analizados apuntan a que el café tiene un efecto beneficioso frente a la enfermedad de la vesícula biliar. Hay evidencias de que el café, a través de la cafeína, produce la contracción de la vesícula biliar. Aun así, se deben realizar nuevos estudios para establecer la naturaleza exacta del efecto de café sobre la vesícula biliar.

La realización de un un ensayo intervencional 3×3 (sin piedras, piedras asintomáticas, piedras sintomáticas con respecto a no consumo de café, consumo de café descafeinado y consumo de café normal) en el que se analicen los niveles de colecistoquinina**, de contracción de la vesícula y la sintomatología general ayudaría a aclarar el papel del café y la cafeína en relación con la enfermedad de la vesícula biliar.

**La colecistoquina es una hormona gastrointestinal que se produce en el duodeno como respuesta a la ingesta de grasas y otros nutrientes. Estimula la secreción de bilis de la vesícula biliar y enzimas digestivas del páncreas que facilitan el proceso digestivo.

 

Actualizado a 08/05/2017.