Estudios recientes, Noticias

La sustitución de refrescos azucarados por té o café se relaciona con una menor incidencia de la diabetes tipo 2 en un análisis de caso-cohorte realizado en 8 países europeos como parte del estudio EPIC-Interact

F Imamura et al, La sustitución de refrescos azucarados por té o café se relaciona con una menor incidencia de la diabetes tipo 2 en un análisis de caso-cohorte realizado en 8 países europeos como parte del estudio EPIC-Interact, Journal of Nutrition, 2019, publicación online.

 

Estudio en humanos – Diabetes tipo 2

RESUMEN:

Introducción: El consumo de bebidas es un factor de riesgo modificable para la diabetes tipo 2 (T2D), aunque no existen suficientes evidencias sobre la efectividad al respecto de sustituir una bebida por otra.

Objetivos: El objetivo de este estudio fue el de evaluar el cambio en el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 (T2D) al pasar de consumir bebidas azucaradas a tomar leche, café, té o zumos de fruta.

Método: El estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición EPIC-Interact es un estudio de caso-cohorte realizado en 8 países con 27,662 participantes y 12,333 casos de T2D entre 1992 y 2007. Se estimó el consumo de bebidas al inicio del estudio a través de cuestionarios alimentarios. Aplicando una regresión de Cox (ponderada con el test de Prentice), y ajustando los resultados a otras bebidas y posibles factores de confusión, se estimó el efecto sobre la incidencia de la T2D de sustituir una bebida por otra.

Resultados: El consumo medio de bebidas azucaradas era de 55±105 g/día, mientras que para el resto de bebidas era de: 59±101 g/día de zumos de fruta; 209±203 g/día de leche; 381±372 g/día de café; y 152±282 g/día de té. Sustituir 250g/día de bebidas azucaradas por café reducía en un 21% la incidencia de la T2D (IC=95%, 12%-29%). La sustitución de bebidas azucaradas por té reducía en un 22% la incidencia de la T2D (IC=95%, 15%-28%), mientras que la sustitución por zumo de frutas o leche no supuso ningún efecto sobre el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Conclusiones: Estos hallazgos indican que el café y el té pueden tener un efecto beneficioso como sustitutivos de bebidas azucaradas en la prevención primaria de la diabetes tipo 2. Ello podría aplicarse a la definición de recomendaciones de salud pública para el consumo de bebidas por parta de determinados grupos de población.

 

Tags: , , , ,