Estudios recientes, Noticias

El consumo de café se relaciona con un menor grado de dureza del tejido hepática: el Estudio Rotterdam

LJM Alferink et al, El consumo de café e infusiones de hierbas se relaciona con un menor grado de dureza del tejido hepático entre la población general: el Estudio Rotterdam, Journal of Hepatology, 2017, publicación online.

Estudio en humanos – Salud hepática

RESUMEN:

Escenario de partida y Objetivos: Se suele hablar del café y del té como posibles ralentizadores del avance de la fibrosis hepática en enfermedades del hígado, aunque no se sabe si ocurre así con la fibrosis subclínica. Por ello, se intentó evaluar si el consumo de café y té tiene relación con la dureza hepática entre la población general.

Método: El Estudio Rotterdam es un estudio prospectivo de una cohorte poblacional, que sigue hoy en día en marcha. Los participantes se sometieron a una elastografía transitoria, una ecografía y rellenaron un cuestionario alimentario. El consumo de café, té e infusiones se clasificó en “no consumo”, “moderado” (0-3) o “habitual” (⩾3), mientras que el té se clasificó además en verde, negro e infusiones de hierbas (no/sí). Se definió una fibrosis significativa como aquella con un índice de dureza hepática (LSM) ⩾9,0kPa. Se aplicaron regresiones a la relación ente la ingesta de café, infusiones y té con la fibrosis, la esteatosis y el LSM en escala logarítmica, ajustando los resultados en función de la ingesta de energía, azúcar y crema para el café, así como de la edad, género, IMC, esteatosis/LSM, HOMA-IR, ALT, consumo de alcohol, de tabaco y de refrescos, el índice de dieta saludable y la realización de actividad física.

Resultados: Se incluyó a 2.424 participantes (edad: 66,5±7,4; 43% de hombres), de los que un 5,2% mostró un LSM⩾8,0kPa y un 34,6% esteatosis. La proporción de participantes con un LSM⩾8,0kPa disminuía con mayores niveles de consumo de café (7,8% para “no consumo”, 6,9% para “consumo moderado” y 4,1% para “consumo habitual”, P-tendencia=0,006). Esta relación inversa se confirmó a través de regresión multivariable (ORmod=0,75, IC=95%, 0,18-0,86, p=0,005). Entre los consumidores de té, sólo los consumidores de infusiones de hierbas (36,3%) mostraron, tras ajustar los resultados, un menor LSM (beta -0,05, IC=95%, -0,08- -0,02, p=0,001). Algunas variedades de té se relacionaron con la esteatosis en análisis univariables pero no en los multivariables.

Conclusiones: Entre la población general, el consumo habitual de café e infusiones de hierbas  se relacionó inversamente con el endurecimiento del hígado pero no con la esteatosis. Es necesario realizar estudios longitudinales así como otros estudios que establezcan los mecanismos explicativos de este efecto.

RESUMEN SIMPLIFICADO: El Estudio Rotterdam es un gran estudio aún activo sobre los habitantes urbanos de Rotterdam, obteniéndose de 2.424 participantes en el mismo sus datos sobre endurecimiento hepático (como indicador de fibrosis hepática) y sobre la existencia de hígado graso detectado a través de ecografía, así como información detallada sobre su consumo de café y té. El consumo de infusiones de hierbas y 3 o más tazas de café a diario se relacionó con un menor grado de endurecimiento hepático, independientemente de lo ocurrido con un gran número de factores ambientales y de estilo de vida. Estudios anteriores ya habían detectado un efecto protector del café frente a las enfermedades hepáticas y, por primera vez, demostramos, que este efecto es detectable entre la población general.

Tags: , , , ,