Estudios recientes, Noticias

Cafeína, ingesta de alcohol y adecuación nutricional, y su relación con el rendimiento cognitivo longitudinal

M A Beydoun et al, Cafeína, ingesta de alcohol y adecuación nutricional, y su relación con el rendimiento cognitivo longitudinal en adultos de EE UU, The Journal of Nutrition, 2014, publicación online previa a su impresión.

 

Estudio en Humanos – Rendimiento cognitivo

RESUMEN:

Entre los factores del estilo de vida que pueden modificarse, los relacionados con la dieta pueden afectar a la salud cognitiva. Puede haber relaciones transversales y longitudinales entre la dieta (por ejemplo, consumo de cafeína (mg/día), alcohol (g/día), y adecuada ingesta de nutrientes) y el rendimiento cognitivo, y dichas relaciones pueden cambiar en el tiempo. En este estudio prospectivo de cohortes, el Estudio Longitudinal sobre Envejecimiento de Baltimore (n=628/1305 personas, dependiendo de los resultados cognitivos; ∼2 visitas/persona). Los resultados se fijaron a través de 10 marcadores cognitivos, que evaluaron diferentes aspectos del proceso cognitivo. El consumo de cafeína y alcohol, junto con la puntuación NAS (puntuación de adecuación nutricional) se estimó a partir del registro diario de comidas durante 7 días. Entre los principales hallazgos, destaca que la ingesta de cafeína se asoció con un nivel cognitivo global de base mejor entre los participantes con edad de partida ≥70 años. Una puntuación NAS más alta se relacionó con un rendimiento cognitivo global de base más alto (general, mujeres, edad de partida <70 años), mejor memoria verbal de base (recuerdo inmediato y retardado, edad de partida ≥70 años), y un declive más lento o una mejora más rápida en el campo de la atención (mujeres). Para una edad de partida <70 años, el consumo de alcohol se vinculó con una mejora más lenta en el uso de letras y la función cognitiva global. Por el contrario, para una edad de partida ≥70 años y en mujeres, el consumo de alcohol se relacionó con un mejor nivel de atención de base y de la memoria operativa. En conjunto, los patrones de la dieta y las relaciones cognitivas apuntan a vínculos específicos en función del estrato por sexo y edad de partida.

La tendencia general observada indica efectos beneficiosos de la ingesta de cafeína y de una dieta adecuada en nutrientes sobre la función cognitiva global, la memoria verbal y la atención, mientras el consumo de alcohol ofreció resultados diversos en uso de letras, atención y memoria operativa. Se necesitan nuevos estudios longitudinales con grandes muestras de población adulta para poder determinar si los factores relacionados con la dieta, de manera individual o colectiva, pueden modificar las trayectorias cognitivas en adultos.

 

Tags: , , ,