Noticias

¿Por qué la cafeína no afecta a todos por igual?

Más de uno se lo habrá preguntado alguna vez. ¿Qué sucede en mi cerebro cuando tomo cafeína? ¿Cuál es su efecto? ¿Por qué a mí no me sienta igual que a esa otra persona?

La cafeína es una de las sustancias psicoactivas más consumidas en el mundo desde hace mucho tiempo. Su consumo moderado produce beneficios sobre el rendimiento cognitivo, nivel de alerta y sobre la atención. Se suelen considerar dosis bajas de cafeína aquellas inferiores a 200 mg, moderadas entre 200-400 mg y elevadas a aquellas superiores a 400 mg. Una taza de café suele tener en 80 y 120 mg. La dificultad de saber cuánta cafeína tiene una taza de café radica en la complejidad de concretar el nivel de cafeína en función de varios factores, como es por ejemplo, tipo de preparación o variedad de café. ¿Sabías que el grano de café robusta tiene aproximadamente el doble de cafeína que el grano de café arábica?

La cafeína se suele absorber rápidamente. Los máximos niveles en sangre se alcanzan a partir de los 30-45 minutos. Y su efecto en el organismo oscila entre las 3 y 6 horas. Cuando hablamos de que la cafeína no afecta a todos por igual es porque existen diferencias en el ritmo de metabolización entre individuos, es decir, en la duración de su efecto. Entre estas variables está la edad, que suele enlentecerlo. Asimismo, investigadores franceses llegaron recientemente a la conclusión de que el café podría afectar de manera distinta a hombres y mujeres. En el experimento participaron más de 500 hombres y mujeres de diferentes edades. El cerebro de los hombres que bebían café a diario no fue afectado de ninguna manera, mientras que en el caso de las mujeres se detectó un cambio positivo en la memoria. Los científicos explicaron que se podría deber a la sensibilidad de las mujeres y a la manera receptiva de captar los estímulos (leer noticia completa aquí).

¿Cómo actúa la cafeína en nuestro organismo? El doctor Alberto Servín, especialista en trastornos de sueño, nos explica cómo actúa. ”En el cerebro, la cafeína bloquea el efecto de la adenosina (sustancia química natural que regula la actividad cerebral) y por eso nos mantenemos despiertos”. La adenosina es una sustancia que se encarga de transmitir la sensación de cansancio al cerebro. La cafeína lo que hace es bloquearla en parte.

La revista Quo en su edición mexicana, publicó un artículo donde incluía esta infografía resumiendo su proceso de actuación. El diario CNN Expansión lo recoge así:

 

Tags: , , , , ,