Estudios recientes, Notas de Prensa

Relación entre consumo de café y mortalidad, tanto general como por causas específicas, en una ciudad japonesa, el estudio Takayama

M Yamakawa et al, Relación entre consumo de café y mortalidad, tanto general como por causas específicas, en una ciudad japonesa, el estudio Takayama, Public Health Nutrition, 2019, publicación online.

Estudio en humanos – Mortalidad

RESUMEN:

Antecedentes y objetivos: Los estudios epidemiológicos sugieren que el consumo de café se relaciona inversamente, tanto con la mortalidad general, como con la mortalidad por causas específicas. No existen, sin embargo, demasiadas evidencias procedentes de estudios en los que se analice a poblaciones no occidentales, a pesar de que el café es muy consumido en los países asiáticos.

Diseño: Estudio prospectivo de cohorte poblacional. Se aplicó un modelo de riesgos proporcionales de Cox, ajustado a factores relacionados con la dieta y el estilo de vida, para la estimación de las relaciones entre consumo de café, y la mortalidad general y la debida a causas específicas. El consumo de alimentos, incluido el café, se evaluó únicamente al comienzo del estudio a través de un cuestionario estandarizado.

Participantes: Ciudadanos de una ciudad japonesa de 35 o más años sin cáncer, enfermedades cardiovasculares o ictus al comienzo del estudio (n=29.079), sometidos a seguimiento entre 1992 y 2008.

Resultados: De las 410.352 personas-año se registraron 5.339 muertes (periodo medio de seguimiento=14,1 años). El consumo de café se relacionó inversamente con la mortalidad general y cardiovascular en todos los participantes, aunque no mostró relación con la mortalidad por cáncer. Comparando con los no bebedores de café, el HR multivariable (IC=95%) para la mortalidad general fue de 0,93 (0,86-1,00) para el consumo de menos de 1 taza de café diaria, de 0,84 (0,76-0,93) para el consumo de 1 taza, y 0,81 (0,71-0,92) para el consumo de 2 a 3 tazas de café al día. El HR multivariable para la mortalidad cardiovascular (IC=95%) fue de 0,87 (0,77-0,99) para el consumo de menos de 1 taza de café al día, 0,76 (0,63-0,92) para 1 taza diaria, y 0,67 (0,50-0,89) para entre 2 y 3 tazas al día. Se observaron relaciones inversas también para la mortalidad debida a otras causas, en particular, enfermedades infecciosas y digestivas.

Conclusión: El consumo de café, incluso de una sola taza de café diaria, se relaciona inversamente con la mortalidad general así como con la mortalidad específica por causa de enfermedades cardiovasculares, digestivas e infecciosas.

 

Tags: , ,